lunes, 7 de marzo de 2016

Gaviotas, peregrinos y el templo de Bet Dwarka

A pocos kilómetros de Dwarka se encuentra la isla de Bet Dwarka, en la que los arqueólogos han encontrado evidencias de una ciudad muy antigua. Se llega hasta la isla en barcas que suelen estar repletas de peregrinos, con las gaviotas siempre al acecho, a veecs hasta demasiado cerca. Una vez allí hay que visitar el templo hinduista, en el que de nuevo están prohibidas las fotos. Dicen que allí vivió Krishna.
El paseo por la isla, llena de pescadores musulmanes y de vendedores improvisados, merece la pena. La brisa del mar, el jolgorio de los peregrinos y las paradas en las que se vende de todo marcan el camino.
Es agradable visitar la isla de Bet Dwarka. En el fondo de estas aguas, dicen, estaba el palacio de Krishna, el Señor Oscuro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada