lunes, 27 de mayo de 2013

Aquella guerra de Nagorno Karabakh

Cuando en febrero de 1988 el Parlamento de Nagorno Karabakh votó a favor de la unión con Armenia, estalló un conflicto con Azerbaiyán que se prolongó hasta el alto el fuego de 1994. Durante estos años hubo guerra en este territorio montañoso del Cáucaso, de mayoría armenia, adscrito por la URSS a Azerbaiyán años atrás. Hubo una larga guerra en las montañas y numerosas víctimas, y todavía hoy pueden verse muchas casas destruidas y pueblos vacíos después de que los azeríes se vieran forzados a marchar.
Un contrasentido de aquella guerra lo tenemos en el aeropuerto de Stepanakert. Está preparado incluso para vuelos internacionales, pero ningún avión lo utiliza, ya que Azerbaiyán ha asegurado que disparará contra cualquier aparato que trate de despegar o de aterrizar en él. La guerra se detuvo en 1994, pero el conflicto sigue latente, pendiente de solución definitiva. Es algo que no olvidan los armenios de Nagorno Karabakh, que muestran junto a sus carreteras fotos enormes de algunos de sus héroes, fallecidos en aquella guerra, como es el caso de Monte Melkonian.
Monte Melkonian era un armenio nacido en Estados Unidos en 1957. En los años setenta y ochenta luchó en el Líbano con el Ejército Secreto para la Liberación de Armenia. Participó en el asesinato de varios diplomáticos turcos, por lo que fue detenido y encarcelado en Francia. Cuando estalló la guerra en Nagorno Karabakh, no dudó en ir allí para luchar contra los azeríes. Murió durante los combates en junio de 1993 y está enterrado en Ereván, la capital de Armenia, donde le veneran como un patriota y un héroe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada