viernes, 21 de junio de 2013

Las inquietantes fotos del explorador ártico

Hay dos cosas que me llama la atención en Gränna, una agradable población de la región sueca de Småland: los caramelos de palo (¡los venden nada menos que en trece tiendas del pueblo!) y un museo que recuerda la hazaña del explorador polar Salomon August Andrée, nacido en Gränna en 1854 y fallecido en el Ártico en 1897. Había leído sobre el sueño de Andrée de alcanzar el Polo Norte en globo en libros de exploradores, pero ignoraba que hubiera nacido en Gränna y que en el museo del pueblo pudiera verse el material recuperado de su intento fracasado, como las botas correosas y el chaleco mínimo para combatir el frío que se exponen en una discreta vitrina.
La historia de Andrée es de las que merecen contarse. Este ingeniero sueco decidió, con el mecenazgo del rey de Suecia y de Alfred Nobel, intentar llegar al Polo Norte con un globo de hidrógeno que bautizó como Örnen (“El Águila”). Partió de las islas Svalbard como un héroe el 11 de junio de 1897, con dos compañeros a bordo, uno de los cuales era el fotógrafo Nils Stringberg, primo del dramaturgo August Strindberg. Sorprendidos por una tormenta, el globo se desvió de la ruta prevista y, por culpa del hielo acumulado en la parte alta, acabó cayendo sobre la banquisa polar. Tras dos meses de esfuerzos, los tres expedicionarios lograron llegar en trineo a las islas Kitoya, donde nadie fue a rescatarles y donde fallecieron al poco tiempo.
El final de la expedición de Andrée no se supo hasta 1930, cuando una expedición noruega encontró los restos del último campamento del explorador. Recogieron a los tres cadáveres y todo el material que encontraron, entre ellos el diario de Andreé y las fotos de Strindberg, que fueron reveladas 33 años después de la muerte del fotógrafo. Hoy, medio veladas por el blanco omnipresente del hielo, pueden verse en el museo de Gränna como un homenaje póstumo. Lo mínimo que puede decirse es que contagian una inquietud imposible de definir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada