jueves, 7 de agosto de 2014

Bares de Bangkok



Los bares, en Bangkok, siempre ofrecen un plus, empezando por los tugurios más cutres de Patpong, siguiendo por los baretos de Sukhumvit y escalando hasta los selectos locales instalados en lo alto de los rascacielos, como el Sirocco, el Breeze o el Above Eleven. En este último, además de unas vistas que quitan el hipo, sirven una comida peruano-japonesa firmada por un discípulo del gran Gastón Acurio. Ver cómo se pone el sol desde la terraza del piso 33 es un placer de dioses.
Para los que prefieran algo más terrenal, el Charlie’s Bar, en una esquina de Soi 11, es toda una institución. Está allí desde 1982 y ya se ha convertido en un clásico. Tiene una barra recargada hasta el exceso, unas pocas mesas al aire libre y cerveza barata. La fórmula es sencilla, pero irrepetible. No hay nada como el Charlie’s Bar.
 En la misma calle, viejas camionetas Volkswagen, modelo California, ofrecen una alternativa más lúdica, reconvertidas en bares de luces suaves y buenos cócteles, abiertos hasta la madrugada. Para los más in, sin embargo, se impone el Maggie Choo’s, un local a la última inspirado en el Shanghai de los años treinta. Y es que no puede negarse que en Bangkok hay de todo…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada