martes, 7 de abril de 2015

Oferta en base ucraniana: un vodka por un sostén



En la base Vernadsk, que pertenece a Ucrania desde 1996, lo más famoso es el bar. Y lo es por dos motivos: porque venden un vodka hecho por ellos que entra la mar de bien, y porque tienen una oferta increíble: un chupito de vodka por un sostén, aunque sea usado. Resultado: sostenes de distintos colores y tamaños cuelgan de los estantes del antiguo pub británico.
Antes de pertenecer a Ucrania, la base era británica, se llamaba Faraday y realizó mediciones importantes para descubrir el agujero de la capa de ozono. Hoy, sin embargo, todo parece ir al ralenti. Un par de ucranianos juegan al billar y otros se entretienen consultando Internet. En el exterior, unos cuantos grados bajo cero y un campo de fútbol cubierto de hielo, del que sólo asoma la parte alta de las porterías, se encargan de recordar que en el interior se está mejor que en ningún otro sitio.

En los grandes depósitos, rodeados de nieve, alguien dibujó dos dedos que forman la V de Victoria, un par de palmeras y un sol. Es una manera de proclamar que, a pesar de todo, la vida aquí puede ser maravillosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada