domingo, 23 de agosto de 2015

Esperando la última ola en Siargao



En Siargao, la vida es fácil. Las excursiones por las pequeñas islas de los alrededores te ofrecen unas playas maravillosas que parecen paraísos de bolsillo, como Naked Island, la isla en la que sólo hay arena blanca, agua transparente y fondos de coral.
Daku es otra de las pequeñas islas que merece la pena visitar. Allí vive una comunidad de pescadores que buscan la sombra de las palmeras mientras limpian el pescado o entrenan a sus gallos de pelea. Más al sur, la cueva de Sohoton y los acantilados de la isla de Buca Grande permiten seguir inmersos en el paraíso. 
Al anochecer, de vuelta a Siargao, es bueno dejarse caer por la Cloud 9, la famosa ola que adoran los surfistas y que cuenta con una larga pasarela para llegar hasta ella. En los bares de los alrededores siempre hay un ambiente agradable y relajado.Se está bien en Siargao, se está bien en Filipinas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada