lunes, 27 de enero de 2014

Zorba estuvo aquí



Una de las playas más bellas de Creta es la que aparece en la película Zorba el Griego (1964), de Michel Cacoyannis. Se encuentra cerca de La Canea, una hermosa ciudad de rastro veneciano, y se llama oficialmente playa de Stavros, pero desde que en los años sesenta se filmara allí la película, todos la conocen como la playa de Zorba. El agua es cristalina, la arena dorada y el círculo que dibuja casi perfecto. Al fondo pueden verse las montañas en las que Zorba buscaba hacerse rico por medio de una mina.
Zorba es un personaje único: aventurero, vitalista, excesivo, hedonista, vibrante. El novelista cretense Nikos Kazanzakis (1883-1957) lo creó partiendo de un personaje real, Giorgos Zorbas, al que conoció durante una peregrinación al Monte Athos. “Zorbas me enseñó a amar la vida y a no temer a la muerte”, escribió. Y cuando le preguntaron qué personajes le habían influido, citó a Homero, Bergson, Nietzsche… y Zorbas. El personaje, interpretado por Anthony Quinn, es tan encantador que en la playa hay hoy un restaurante que le recuerda. 
Fue en esta playa donde Anthony Quinn bailó su famoso sirtaki. Unos días antes del rodaje se había lesionado en el tobillo y no podía ser fiel al baile tradicional. Lo que hizo fue improvisar un baile tranquilo, mediterráneo, que con el tiempo ha quedado como si fuera el más auténtico de los sirtakis. Son, en fin, las cosas del cine…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada