sábado, 15 de noviembre de 2014

El bellísimo Puente de los Dos Dragones



Dos ríos se cruzan cerca de la ciudad china de Jianshui, zigzagueando como lo harían dos dragones inquietos. Justo allí se levanta un maravilloso puente que recibe el poético nombre de Puente de los Dos Dragones. Al atardecer, cuando lo envuelve la luz cálida, su belleza resulta hipnotizante.
Cuando se construyó el puente en el siglo XVIII, durante la dinastía Qing, sólo tenía tres arcos, pero se fue ampliando con los años hasta alcanzar los 148 metros de largo y los diecisiete arcos que tiene hoy.  
En Jianshui, la espaciosa y armónica casa de la familia Zhu se ofrecen como contrapunto del bello puente. Para rematar el día, nada mejor que comer los fideos locales, que reciben el nombre de fideos al otro lado del puente. Cuentan que una mujer los preparaba para su marido, que estudiaba al otro lado del puente. Para que no se enfriaran, llevaba el caldo en un termo y los ingredientes aparte. Al cruzar el puente, echaba los ingredientes al caldo y así la sopa llegaba caliente al marido. La receta es sencilla, pero deliciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada