lunes, 11 de marzo de 2013

Izakayas, las tabernas japonesas



Me fascinan las tabernas japonesas, esos locales sin demasiado glamur que pueden encontrarse, por ejemplo, bajo los arcos del metro elevado de la estación de Yurakucho. Se les suele llamar izakayas, el lugar donde se bebe sake, o akachochin (linterna roja, que es lo que lucen en la puerta) y suelen acoger al caer la tarde a numerosos empleados de las grandes compañías que tienen su sede en el centro.
En las izakayas se bebe sake caliente, por supuesto, y cerveza fresca, pero también se pueden comer algunos platillos sencillos pero sabrosos, y a un buen precio. Teriyaki, sushi, sashimi, etc. Pero el plato fuerte es poder asistir a uno de los grandes rituales del Japón de hoy, el de los empleados de traje oscuro y corbata que acuden a beber a la salida del trabajo. En la barra de la taberna ves a solitarios de aire preocupado, parejas que discuten y grupos que buscan compañía y el sabor del sake caliente.
Según me cuenta una amiga japonesa, los temas de conversación suelen centrarse en los problemas en el trabajo o en las críticas a la esposa que espera pacientemente en casa. Nada nuevo. Hasta hace poco sólo se veían hombres en estos locales, pero cada vez más acuden también las empleadas que se codean con los funcionarios de corbata. También en esto está cambiando Japón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada